Claves para vivir sin estrés.

by Maria Fernanda Rey
0 comment

Cuántas veces nos llenamos de actividades, tantas que quisiéramos agregarle más horas al día.
Cuando termine de trabajar, cuando limpie la casa, cuando los chicos se duerman, cuando haga esto o termine lo otro.
Y así andamos por la vida con las ojeras marcadas, las pilas agotadas, las ganas gastadas y el cuerpo pesado.
¿Cuántas veces te encontraste perdid@ y llenaste los espacios con actividades? Cuando esto pasa y la vida se compone solo de trabajo y rutina, se vuelve difícil sostener tantos compromisos y obligaciones.
Cuantas veces postergamos el descanso, cuantas veces nos olvidamos que la felicidad es hoy. La mayoría de las veces el “después” nunca llega, siempre hay algo después. Desconectarse de la casa, los asuntos pendientes y disfrutar no es tarea sencilla.
Para que esto suceda es preciso poder mirar para adentro, hacernos cargo de lo que nos pasa, de lo que sentimos, de lo que nos hace ruido.
Para llevar una vida más liviana necesitas dejar de lado el estrés, despejar la mente de los “tengo” o “debería” y proponerte hacer más de lo que te gusta.
¿Qué pasa si en vez de terminar algo que creías urgente te sentas a tomar un trago que te guste? ¿Qué pasa si un día te dejas llevar por lo que sentís?
Cuando nos ausentamos por un tiempo, cuando le damos prioridad a todo lo demás menos a nosotros, el cuerpo y la mente nos pasan factura.
Que la ausencia de certezas o de seguridad no te impida disfrutar el paisaje.
Que la falta de claridad de algunas situaciones no derive en tú ausencia.
Mirar adentro, llevar luz a nuestro SER, comprometernos con nuestro bienestar, confiar en cada paso que damos, relajarnos, dar lugar a que la magia suceda y que las vueltas de la vida nos lleven justo donde nos esperen cosas maravillosas.
.
“El tiempo de relajarte es cuando no tienes tiempo para ello”. Jim Goodwin.
.
Mariana Collomb
Lic. En Psicología
Mat. 4454

Comparte
0 comment

También te puede interesar

Leave a Comment