Dos jóvenes promesas locales abren los shows de Divididos en el Anfiteatro

by Maria Fernanda Rey
0 comment

Ele Mariani – Prensa Ele Mariani
Divididos, la aplanadora del rock, llega nuevamente a Rosario para brindar dos shows en el Anfiteatro Municipal Humberto de Nito, este viernes 29 y sábado 30 de enero a las 20 hs. En cada presentación, que se realizará respetando el protocolo sanitario vigente y con medidas de distanciamiento social, habrá artistas locales como número de apertura. El viernes será el turno de Ele Mariani y el sábado de Lucky Rivers.

Ele Mariani es una joven artista rosarina que fue considerada como una de las revelaciones de 2020 por varios medios de la ciudad. Con apenas 17 años, la vocalista sorprendió con la suavidad de su voz y lo relajado de su estilo.

El video de “Llámame”, uno de sus nuevos singles, fue estrenado hace sólo dos semanas en YouTube y ya cuenta con más de 4 mil reproducciones en dicha plataforma. El track navega entre un groove funk atrapante, guitarras funkies y toques de piano eléctrico.

Consultada acerca de las expectativas que le genera el concierto del viernes, la joven afirma: “Estoy súper contenta por estar en ese espacio y poder compartir mi música con el público. Y por supuesto, telonear a Divididos en un contexto donde la presencialidad nos limita, es hermoso. Será mi primera vez en vivo, un debut acompañado de muchísimas ganas de tocar, mostrar mi música y disfrutar del arte entre todas y todos, respetando los protocolos establecidos”, completa.

Nuevas voces de la música rosarina

Con sólo 17 años, Mariani ya se perfila como una de las jóvenes promesas locales. Su EP, Trascender, llamó la atención de la prensa y, como se mencionaba previamente, su nuevo video y single “Llámame”, ya cosecha miles de reproducciones en YouTube. Pero, ¿cómo fueron sus comienzos en la música? ¿De qué influencias se nutre la cantante? Así lo explica: “La música siempre me acompañó desde chica, más o menos desde los 8 años. No sólo es el acompañamiento, sino también la construcción que se va dando mientras una crece. De a poco se fue generando en mí la curiosidad por componer y crear; a partir de allí comencé a hacer mis canciones y compartirlas. La recepción de amigas, amigos y gente que no conozco, que por ahí te dice ´Che, qué lindo lo que hiciste´, es también un motor que te impulsa a seguir”, afirma.

Elena, tal es su nombre, comenzó a componer los primeros tracks en 2020 (¡sí, el año pasado!), y en medio de la pandemia, su espíritu introspectivo se canalizó a través de la creación de un mix de temas que caminan entre los uruguayos Jorge Drexler y Jaime Roos, la argentina Zoe Gotusso y artistas brasileños de jazz o bossa nova, como João Gilberto.

Por otro lado, luego de ese estadio inicial, más vinculado con lo acústico y la música latinoamericana, Mariani viró hacia terrenos funk, como puede apreciarse en “Llámame”. Sobre este punto, revela: “Me gusta explorar diferentes cosas, no soy de encasillarme en un solo género, quiero probar un poco de todo. Esa decisión de hacer algo nuevo me llevó a ´Llámame´. Ahí se rompe el esquema tradicional, porque podría decirse que el tema es pop, pero tiene aires de funk y lleva la premisa de derribar barreras e incorporar sonidos de diferentes lugares”, sostiene la cantante y compositora que, según revela luego, tiene planeado registrar su primer disco durante este año.

Para el show de este viernes en el Anfiteatro, Mariani estará acompañada por los músicos Lautaro y Mariano Suárez, quienes apoyarán sus canciones. Sobre ellos, dice: “Aparte de ser colegas de laburo, son también amigos y eso es algo que se siente muy lindo. Estamos muy expectantes por el show”, finaliza.

 

Lucky Rivers: Querer es poder

“A decir verdad, no lo puedo creer, porque hace mucho que no voy a un recital y justo le dije a mi viejo que estaría bueno ir a ver a Divididos y da la casualidad que voy a terminar abriendo para ellos en el Anfiteatro. Espero con ansias ese recital”. Del otro lado de la línea, Luca, 18 años, (Lucky Rivers es su seudónimo artístico) confiesa la sorpresa que le generó haber sido elegido para abrir la segunda noche de Divididos en Rosario, este sábado 30.

“Para mí es muy importante y agradable, porque principalmente siento que Divididos me marcó mucho y estoy muy agradecido por esta oportunidad. De hecho, me llamo Luca por Luca Prodan”, confiesa. Cabe recordar que Sumo, cuyo líder era Luca Prodan, fue la banda de la cual luego surgieron Divididos y Las Pelotas, tras el fallecimiento del italiano en 1987.

Luca, que está cursando el sexto año en la Escuela Gurruchaga, cuenta que comenzó en la música por un show que se dio en uno de los salones del establecimiento. “Unos chicos hicieron un recital en un salón, lo vi y pensé: ‘¡Quiero hacer esto!’”, recuerda.

Entre sus influencias, el músico revela que fue el desaparecido Tanguito uno de sus referentes primarios. Sí, aquel bohemio que compuso “La Balsa” junto a Litto Nebbia en el baño del bar La Perla, en Buenos Aires. “Vi la película de Tanguito en el canal Volver, conocí al personaje, lo googlé, escuché sus canciones y así llegué a Moris, el Flaco Spinetta, Miguel Abuelo, Manal, Billy Bond y otras cosas del rock argentino que me llamaron la atención, más allá de Cerati o Charly García, que era lo que venía escuchando. También, recientemente me copé mucho con Del 63 y Tercer Mundo, dos discazos de Fito Páez que tienen letras increíbles. Y también admiro profundamente a Caetano Veloso, lo fui a ver cuando vino a Rosario en 2019. Por otro lado, me inspira mucho Fun People, algo más hardcore punk. Y de afuera, Syd Barrett y Nick Drake”.

Si bien el músico tiene dos videos en forma solitaria, únicamente acompañado por su guitarra y voz, afirma que se siente cómodo en ambos formatos: tanto el acústico y solista, como el eléctrico con banda. ¿Planes a futuro? Luca dice: “Quiero seguir haciendo música con amigas y amigos, divirtiéndome, componiendo y verlos a ellos hacer música. De eso se trata, de compartir”.

Comparte
0 comment

También te puede interesar

Leave a Comment