Ordena tu vida empezando por casa, con el método KonMari

by Maria Fernanda Rey
0 comment

Marie Kondo es una escritora y consultora japonesa, creadora del método Marie Kondo (KonMari), para motivar a personas con una organización de los objetos en el hogar y poder encontrar el balance perfecto entre el orden y la estabilidad mental.

Ordenar tu casa no sólo es útil sino también una metáfora de la reorganización de nuestras vidas. Pero veamos más en qué consiste el pensamiento de Kondo.

Tirar todo lo que no nos hace felices

Lo que Kondo enseña es en realidad muy simple. Las cosas, entendidas como objetos, son poseídas para hacernos felices, si poseemos muchas de ellas perdemos demasiado tiempo tratando de manejarlas. Si lo que tenemos no nos da alegría, deberíamos tirarlo.

Para poner orden según Marie Kondo sólo hay que seguir unas cuantas reglas simples, veamos cuáles.

Comprométete a ordenar: No es una regla tan trivial como parece. Muy a menudo empezamos y luego nos dejamos distraer por lo que encontramos.
Imagina tu estilo de vida ideal: ¿Cómo te gustaría que fuera tu vida? ¿Cómo imaginas tu casa? Intenta recrear tu propio estilo.
Tienes que terminar de ordenar antes de desechar: No tires una y otra vez, termina de ordenar primero poniendo a un lado todo lo que quieras tirar. Lo importante es pensarlo bien.
Reorganizar por categoría: El método Kondo consiste en reorganizar por categoría, más no por habitación, es decir, si se empieza a ordenar la ropa, se debe hacer lo mismo con toda la ropa de la casa. De estos objetos tienes que desnaturalizar y conservar sólo lo que usas y al que estamos realmente apegados.
Sigue un orden: No intentes salirte de los carriles, por ejemplo: estar organizando la ropa y pasarte a organizar los libros, sin haber terminado la primera.
Pregúntate si te da alegría: Esta es la pregunta más importante que debes hacerte. ¿Un objeto determinado le da felicidad? ¿Quieres que siga presente en tu vida? Si es así, bien, si no, tíralo.

¿Por qué acaparas?
El miedo a deshacerse de las posesiones de uno puede tener dos razones principales. El primero es un fuerte apego al pasado, luego la incapacidad de desprenderse de los acontecimientos que ya han ocurrido y sobre los que ya no podemos tener control.

El segundo, por el contrario, es el miedo al futuro. Permanecemos anclados a lo que poseemos, a algo familiar, porque nos aterroriza lo que el futuro nos depara.

El método Kondo no es infalible, pero no funciona en aquellos que no están realmente convencidos de querer reordenar sus vidas. Tienes que ser serio. Sin una casa ordenada no podrás progresar en tu vida. Una casa ordenada es abrir las puertas a tu felicidad.

Los libros, un punto aparte
Para los libros, Marie abre un paréntesis totalmente diferente. No es necesario que un libro sea nuestro favorito para querer conservarlo. Los libros contienen historia, cultura y emociones. Son a todos los efectos una inversión emocional.

Solo conservaremos todos los libros que nos trasmitan felicidad con solo verlos en nuestro librero y disfrutemos leer, así que si los libros te hacen feliz, independientemente de su contenido, no tienes que tirarlos.

Marie Kondo recomienda tener no más de 30 libros en casa. De hecho, en su libro “La magia del orden” ella reconoce que al principio le costó seleccionar y se quedó con un centenar. Sin embargo, en su afán por “buscar la perfección en el terreno del orden”, consiguió llegar a los 30 que recomienda.

Ahora que ya sabes sobre el método, tal vez puedas ver la analogía entre ordenar nuestra casa materialmente y hacerlo metafóricamente en nuestras vidas. Tiramos lo que no nos hace felices, los pensamientos, las situaciones desagradables y, por qué no, la gente también. Tal vez en este último caso tirar no es el término correcto, quitar es más apropiado.

Un hogar y una mente ordenada nos permitirán vivir nuestras vidas en paz y sin preocupaciones constantes.

Comparte
0 comment

También te puede interesar

Leave a Comment