600 jóvenes de todos los distritos se capacitaron para iniciar y fortalecer proyectos

by Maria Fernanda Rey
0 comment

En un acto en el Galpón de las Juventudes, unos 600 jóvenes entre 18 y 35 años que participaron del programa Impulsarte. Mi primer emprendimiento recibieron su certificado.

Se trata de un curso de formación virtual para jóvenes de 18 a 35 años, destinado a fortalecer proyectos productivos de quienes tengan una primera idea y también de quienes ya cuenten con un emprendimiento inicial en marcha. La propuesta buscó generar y fortalecer emprendimientos juveniles de triple impacto: sociales, económicos y ambientales/sustentables, a través de estas capacitaciones virtuales.

Además, entre todos los proyectos se seleccionaron 30 para recibir un estímulo de $15.000 como capital semilla para su desarrollo. Los ganadores se evaluaron teniendo en cuenta los criterios de factibilidad, sostenibilidad, innovación y relación con las juventudes de la ciudad.

Durante el acto, el secretario de Desarrollo Humano y Hábitat, Nicolás Gianelloni, destacó: “Es un orgullo que tantos jóvenes se hayan sumado a esta experiencia porque nos demuestra que tienen ganas de emprender y de salir adelante. Es muy importante, en este momento en que la ciudad y el país están golpeados por la situación socioeconómica que nos deja la pandemia, que los jóvenes que tengan el acompañamiento del Estado. Por eso desde el municipio seguimos apostando a generar políticas públicas que contengan e incentiven a las juventudes.”

Por su parte, la directora de Juventudes de la Municipalidad de Rosario, Andrea Nisnevich, señaló: “Impulsarte nació en el corazón de la pandemia como una respuesta frente a la necesidad de seguir vinculándonos con los jóvenes en su necesidad de generar un autoempleo”. Además, agregó que si bien el programa había sido pensado de manera presencial, se logró reformularlo y dictarlo a través de una plataforma digital.

El curso se desarrolló entre septiembre y noviembre, con 8 módulos que incluyeron clases en formato video, material de lectura y trabajo en foros para dar continuidad y seguimiento a los contenidos. “El curso en general me pareció excelente. Es súper concreto y hace que cualquiera que emprende pueda pararse desde otro lugar, analizar y entender cada elemento que compone su producto o servicio, y a su vez generar una respuesta en la gestión.”, comentó Lucio Tano, uno de los participantes.

Entre los rubros de los proyectos presentados se destacaron: encuadernación y arte, consultoría y servicios de diseño, marroquinería, decoración, fabricación de instrumentos musicales, juguetes y muñecos didácticos, elaboración de productos naturales de cosmética e higiene personal, elaboración de alimentos, organización y decoración de eventos, diseño y fabricación de indumentaria, entre otros.

Las temáticas desarrolladas incluyeron: Emprendedores y emprendimientos; Diagnóstico de ideas, propuesta de valor y estrategias de comercialización; Diseño y comunicación en nuestros productos o servicios; Identidad visual del emprendimiento: la marca, sus elementos y aspectos legales de su registro; Costos, precio de venta y ganancias de mi emprendimiento; Salir al mercado. Redes sociales y marketing digital; Repaso y modelo propio de nuestro emprendimiento; Experiencias de jovenxs emprendedorxs locales.

El programa fue un trabajo en conjunto entre la Dirección de Juventudes, la Escuela de Emprendedores de Economía Social y la Dirección de Innovación y Emprendedorismo, además de la colaboración de otras dependencias municipales.

Comparte
0 comment

También te puede interesar

Leave a Comment