Cianobacterias en el río Paraná.

by Federico Rey
0 comment

La primera noticia sobre presencia de las cianobacterias que tiñen de verde las aguas y pueden contener toxinas tuvo por epicentro la ciudad de Buenos Aires. Le siguieron detecciones en la capital santafesina y, este sábado, el fenómeno se hizo evidente en Rosario: aparecieron en la zona norte, a la altura del club Remeros Alberdi. Su presencia en grandes colonias, o afloraciones, reconoce varios factores. Uno de ellos tiene que ver con la bajante, porque su reproducción es mayor en aguas de poca circulación. El bajo caudal, además, favorece la concentración de los nutrientes de los cuales se alimentan y que muchos suponen incrementados por el uso intensivo de fertilizantes en las producciones agrícolas, que terminan derivando hacia los cauces de agua.

El río marrón cambió de color también en la zona de La Florida. Precisamente, en un sector de la costa con obras que avanzan sobre el curso de agua para formar la caleta que oficia como guardería de veleros: la muralla de tierra y escombros reduce considerablemente la circulación del agua y genera una de las condiciones propicias para las floraciones –también llamadas blooms–, junto con las altas temperaturas propias de la estación.

Comparte
0 comment

También te puede interesar

Leave a Comment