Un “verano calentito” en cuanto a precios de casas de fin de semana.

by Maria Fernanda Rey
0 comment

De cara a la temporada estival, los dueños de viviendas de descanso de la zona se preparan para recibir huéspedes, y los rosarinos deberán disponer de una abultada billetera, ya que los alquileres llegan con un importante incremento con respecto a años anteriores.

Sobre este tema dialogamos con Pablo Porta, referente del sector inmobiliario de la región.

“Desde hace mas de dos décadas el mercado de locaciones temporarias (especialmente en la zona de Funes, Pueblo Esther y Roldán) ha ido en crecimiento, esa demanda no siempre coincide con un aumento de la oferta, ya que paralelamente esas casas que antes eran de descanso, se convirtieron en vivienda permanente (es por eso han crecido las poblaciones, especialmente en lo que se refiere a servicios).
La cuarentena y la pandemia cambió todos los planes y multiplicó la demanda, ya que los lugares de veraneo ahora son cercanos, regionales o zonales, debido a que las familias, al momento de decidir viajar, ahora evalúan la respuesta sanitaria de las localidades que visitarían, es por eso que prefieren quedarse cerca de Rosario.
“Los pedidos son de todo tipo”, dice Porta.
Los más requeridos son los que tienen pileta con quincho y viviendas importantes con parques que llegan a los 1600 metros.
“Los valores rondan los 80.000 pesos una la quincena en Pueblo Esther, de ahí para arriba, el techo que se observa es un valor de 3500 dólares en casas de gran tamaño para compartir dos familias (dos inmuebles sobre el mismo terreno amplio).
La disponibilidad de inmuebles es escasa, sin embargo Pablo Porta considera que hacia fines de noviembre pueden salir al mercado más propiedades, ya que algunos dueños (ante la apertura de fronteras) se van a aventurar a viajar y los buenos ingresos harán que tomen esta decisión.

Comparte
0 comment

También te puede interesar

Leave a Comment