“El horno no está para bollos”.

by Maria Fernanda Rey
0 comment

En Rosario se multiplicaron los espacios donde la gente va en busca de ayuda.
Tanto en comedores como en copas de leche, se ha triplicado el pedido de asistencia por la pandemia.
En barrio Ludueña, y desde hace muchísimos años, existe el espacio “La Mecha Sigue Encendida”, a través del cual se brinda ayuda a muchas familias de varias zonas de la ciudad.
Pero como nos cuenta Juan Ponce (quien está al frente de esta movida), más allá de un plato de comida, las iniciativas de todos los que llevan adelante esta noble obra es apostar al trabajo cooperativo, donde haya no sólo asistencia primaria, sino contención y acompañamiento, y generar proyectos a través de los cuales los chicos puedan aprender un oficio.
En este sentido, Ponce manifiesta “desde el espacio La mecha sigue encendida, organizamos el taller de los jóvenes emprendedores en tiempos de pandemia, un taller de panificación llamado “El horno no está para bollos”.

Son 4 jóvenes (aclara que no pueden ser mas por el distanciamiento social y los protocolos que cumplen a rajatabla). Con el equipo de chicos, realizamos actividades de contención, ya que hoy les toca estar en su casa y no están yendo a la escuela, la idea es que tengan un lugar donde puedan estar proyectando, además del estudio.
En el grupo familiar se da una preocupante situación: los padres están sin trabajo y es por eso que pensamos en esta iniciativa, ya que trabajamos con comedores, y al realizar este taller, la mitad de esa producción, va a esos lugares y la otra mitad es para los chicos. De este modo ellos pueden llevar su producción a la casa o para vender, ya sea pizzas, panes saborizados, rosquitas, todo lo que se pueda hacer con harina y en el horno, para que además de ayudar a la economía del hogar, trabajen el concepto de solidaridad, que todos puedan tener acceso a esa producción de los pibes”.
Además y aprovechando que los jóvenes son usuarios de redes sociales, tienen otro proyecto más: armar una plataforma para que ellos puedan ofertar sus productos y vender.
Quienes quieran aportar a “El horno no está para bollos”, se pueden comunicar con Juan Ponce al 0341 152 77 89 04, o en el facebook: La Mecha Sigue Encendida.

Comparte
0 comment

Leave a Comment