PUTO

by Maria Fernanda Rey
0 comment

Eso le gritaron a Maxi desde un auto.
Así lo contó en su cuenta de twitter.
Es el mismo Maxi (@maxitassi) que hace un tiempo vi pasar con un tuit muy divertido sobre el juicio que le hizo a una red de comidas rápidas y con lo que le pagaron, se fue a ver a Britney Spears a Las Vegas.
¡Qué alegría! pensé aquella vez.
Esta vez me pasó todo lo contrario.
¡Qué miedo, qué bronca, qué angustia!.
Eso, todo junto, sentí al ver pasar su descargo. un pibe cualquiera que va caminando por alguna calle de Córdoba y tres machitos le gritan eso: PUTO.
Por el solo hecho de ser quien es. Ni más ni menos.
¿Qué le pasa en el alma a una persona víctima de semejante barbarie?
Esto nos contó Maxi, en primera persona:
“Tuve miedo, hace mucho que no me pasaba esto ¿qué hubiera pasado si se bajaban? Me molían a palos, como ha pasado en otras oportunidades.
Gritaron porque estaban en patota, pero si bajan, me podían lastimar, el Inadi nunca hace nada con las denuncias de violencia, estamos indefensos. Me ha pasado más de noche, cuando no me visto tan heteronormado o cuando voy con amigos que usan tacos, en Buenos Aires no es tan así, hay diferencias y me chocó mucho, realmente. Córdoba es muy cerrado en este aspecto”, nos contó angustiado Maxi.

Sobre este grave hecho dialogamos con Esteban Paulón, quien es Director Ejecutivo del Instituto de Políticas Públicas LGBT+.
“En relación al tuit que publica Maxi en la ciudad de Córdoba, es una situación que lamentablemente no nos es extraña. A pesar de que en Argentina contamos con leyes que reconocen nuestro derecho a amar, a la igualdad afectiva y sexual, como el matrimonio igualitario, nuestro derecho a la identidad de género, todavía hoy hay mucho homo lesbo trans y bi odio. Pasa en nuestra ciudad y en la provincia, como por ejemplo insultos o hechos más graves, hace dos meses asesinaron a Robert Monje en Reconquista y que creemos es un crimen de odio. Mas allá de este caso que es extremo, vemos como cotidianamente sufrimos este tipo de comentarios e insultos. Esto impacta en menos posibilidades laborales y acceso a muchos derechos. Una encuesta que realizamos en el mes de febrero en la provincia de Santa Fe, indica que uno de cada 4 empleados y empleadas LGBT, no son visibles en su trabajo por miedo a la discriminación, y el 60 por ciento identifica haber sufrido una situación de discriminación en el empleo. Por eso necesitamos que se apruebe la ley de prevención y sanción de actos discriminatorios que le de herramientas al estado para penalizar la discriminación, pero más importante es educar en la diversidad y evitar estos actos. Hay que erradicar el odio de la sociedad argentina, por muchos pretextos, pero entre ellos el de orientación sexual e identidad de género que sigue estando entre los dos o tres pretextos, de acuerdo a un estudio que se conoció en el mes de Marzo por parte de una consultora de Córdoba.
Ninguna ley garantiza la igualdad automática, la igualdad se construye cada día y la lucha contra discriminación debe ser un compromiso profundo para constrir una sociedad mas democrática, más inclusiva y con mayor convivencia y respeto, manifiesta Paulón.

Desde RosarioYa decimos #NoALaHomofobia

Comparte
0 comment

También te puede interesar

Leave a Comment