Grande Abecasis

by Maria Fernanda Rey
0 comment

Le dicen Chiqui pero para mi, es un grande.
No cualquiera luego de haberla “pegado” en Buenos Aires, se pone a preparar el desayuno para cientos de rosarinos.
Y él lo hace. Así de simple.
Este tipo que nos hace reír desde siempre, hoy está codo a codo laburando con la gente de Integrarte Rosario.
Según Jorgelina Calderón (presidenta de la Asociación Civil Integrarte Rosario) él (al igual que todos) se levanta a las 6 de la mañana y se pone a
recorrer la ciudad, brindando asistencia a muchísimas personas que hoy no la pasan nada bien.
Cuando le envío un whatsapp por este tema me responde al toque, siempre amable, afable y divertido.
Arrancó el audio haciéndome largar una carcajada, luego me hizo emocionar y terminó haciéndome llorar de risa. Lo mismo que en sus
espectáculos, pero en esta nueva “realidad”, a través del celu.
Abecasis me cuenta que lo seguía a Lali (Sforza, vicepresidente de Integrarte) en las redes y que le interesó lo que hacían.
Según palabras de Chiqui: “estaba en Buenos Aires, y la cuarentena me trajo a Rosario, creí que era un momento adecuado para ponerle el
cuerpo a la parte solidaria. Ya de pibe hacia este tipo de trabajo a través de grupos juveniles y de parroquias, siempre estuve
involucrado en estas cuestiones. Esto tiene que ver con una necesidad personal, de hacer el bien y dar, ponerle el cuerpo y luego esas
bendiciones se ultiplican”, dice.
Y continúa: “Lo hago con amor y me gratifica el alma,
soy un canal para que los demás puedan hacer esto, la gente quiere ayudar y a veces no sabe como y me ven a mi, que soy medianamente
conocido y se enganchan”.
Abecasis me sorprende con un dato sobre una tarea que realizó en Buenos Aires, que encierra muchísimo amor por el prójimo: es coach de
yoga de la risa, y durante mucho tiempo acompañó a los enfermos de cáncer y sus familiares en el Instituto Fleming, con talleres de
risoterapia, en granjas de rehabilitación de adictos y luego de eso, lo convocaron de varias empresas para dictar esos talleres a los empleados.
Y mientras trato de cerrar esta nota, viene a mi cabeza esta canción de Fito que lo define todo: “quién dijo que todo está perdido, yo vengo a ofrecer mi corazón”.

—————
Integrarte Rosario es una asociación civil cuyos integrantes trabajan en la re inserción de personas en situación de calle. Gestada hace un año, brindan herramientas para que las personas se sostengan por si mismas, brindando talleres, ocupándose de su salud, acompañando a centros de día a personas que padecen adicciones. Además y en este contexto de pandemia, entregan bolsones con comida a 20 familias y sirven el desayuno a más de 600 personas en diferentes ollas populares. No cuentan con ayuda del estado.
Para colaborar con Integrarte Rosario pueden comunicarse con Jorgelina Calderón al 341 3 40 89 26
Necesitan: tortas para los desayunos y alimentos no perecederos (leche, azúcar, yerba, puré de tomates)

Comparte
0 comment

También te puede interesar

Leave a Comment